JUEGOS DE MESA - JUEGOS DE CARTAS - JUEGOS PARA PC - JUEGOS DE CONSOLAS - PASATIEMPOS - JUEGOS INFANTILES


Jugar Casita Robada

Para jugar a la Casita Robada (juego conocido también como “El Ladrón” en algunas regiones de España) se pueden utilizar naipes tanto de la baraja francesa como de la española. Se trata de un juego de cartas sumamente sencillo, pero no por eso menos entretenido, cuyas características explicaremos a continuación.

Antes de comenzar a jugar a la Casita Robada cada uno de los participantes debe recibir tres naipes y además se colocarán otros cuatro boca arriba sobre la mesa. Comenzando por quien se encuentre a la derecha del que repartió las cartas, cada jugador tratará de “robar” naipes de los que están puestos sobre la mesa, para ello deberá contar con uno de valor similar, es decir, si el jugador tiene en la mano un 5 podrá robarse el que está en la mesa (en caso de haberlo)

Si, durante un turno del juego, uno de los participantes no puede “robarse” naipes, deberá arrojar sobre la mesa uno de los que tiene en la mano, aumentando así, la cantidad de cartas disponibles para ser robadas.

En el juego de la Casita Robada se pueden utilizar los comodines, éstos sirven para retirar naipes de cualquier valor. Cada vez que un jugador “roba” una carta de la mesa deberá colocarla, junto a la que tenía en la mano, en una pila a su lado (lo que constituye la “Casita”) dejándolas boca arriba.

Cuando uno de los jugadores tiene en la mano un naipe del mismo valor que el que aparece en la parte superior de la Casita de otro, está habilitado a “robarla” (lo que le da nombre al juego “Casita Robada”), colocando los naipes en su pila respetando lo explicado anteriormente.

Cada vez que los jugadores se quedan sin naipes en la mano, el encargado de repartir volverá a entregarle tres, hasta que no queden cartas en el mazo. Cuando esto ocurre, finaliza el juego y resultará ganador aquel que tenga más cartas en su Casita.

BUSCAR MÁS JUEGOS EN GOOGLE